HomeEl libroLa medallaCapítulosCampeonatosJugadoresPrensaContacto
Capítulo 1
Capítulo 2
Capítulo 3
Capítulo 4
Capítulo 5
Capítulo 6
Capítulo 7
Capítulo 8
Capítulo 9
Capítulo 10
Capítulo 11
Capítulo 12
Capítulo 13
Capítulo 14
Capítulo 15

Anexos

Capítulo 10
1982 – 1985: A un partido de la cuarta estrella.

“Los dirigentes mantuvieron en el cargo a Ricardo Contreras, quien empezaría a constituir un equipo en 1982 para afrontar la segunda división con la única intención de volver al fútbol grande. Aquí se comenzaría a formar al equipo que estaría al borde de dar a Everton su cuarta estrella tres años más tarde. Pero, para ello Everton debería bregar mucho. Entre el 12 de marzo de 1982 y el 14 de enero de 1986, Everton disputó doscientos trece partidos, una cifra excesiva que sólo se entiende por el afán de las nuevas autoridades del fútbol por copar el calendario anual con competencias futbolísticas. Fue en este contexto en que Everton debió rearmarse para iniciar su retorno a Primera División y luego transformarse nuevamente, por un breve periodo, en un animador en el fútbol de honor.”

“Everton estuvo muy cerca de lograr su cuarta estrella, sin proponérselo. El mérito de Armando Tobar fue agregarle velocidad a la buena línea técnica que heredó tras la labor de Fernando Riera. A base de buen fútbol y una racha espectacular de partidos ganados sin recibir goles en contra, logró encaramarse con equipos que habían hecho fuertes inversiones, disputando palmo a palmo hasta la última fecha la opción del título. No se consiguió pero para quienes vieron jugar a ese equipo, no se olvidará nunca su empuje, calidad y sobre todo, un amor por la camiseta que se echará de menos en los años venideros. Pasará mucho tiempo hasta que Everton se reinserte en los primeros lugares.”

            Subcapítulos:

  • 1982. Volver inmediatamente.
  • 1983: El año que nunca terminaba.
  • 1984. Un año que fue de más a menos.
  • 1985. La cuarta estrella se queda muy cerca.